Cuando en un proyecto la libertad es absoluta, la angustia se apodera de la creatividad, la locura suplanta la razón, y las neuras más ocultas salen a la luz en forma de posibles caminos. La voluntad hacia la renuncia marcará el destino del proyecto, desembocando a lo inconcluso, si uno se niega, o hacia la culminación, final y creación inteligible de un producto, que producirá al autor la sensación de haber ganado una pesada batalla contra si mismo. 

El sufrimiento es una parte indispensable de la creación. 





He aquí una pequeña parte del proceso hacia la creación de mi Proyecto final de Ciclo. 
Cada paso que doy, ahondo sin pretenderlo en un mal que arrastro desde hace muchos años y que, estoy descubriendo, es más común de lo que parece entre adultos. Terrores nocturnos y el miedo a la oscuridad. 

¡Disfrutadlo!

Comentarios

Entradas populares