Mucho ha llovido desde esta imagen.... Es una de las primeras pruebas en color en digital, cuando no tenía ni idea de la técnica que iba a utilizar. El monstruo aún tenía el tamaño de un perro y parecía una rata cabreada; la historia no estaba aún hilada y Damián, como veis, era aún muy repelente y no paraba de mandar....

Creo que a estas alturas es obvio que di bastantes vueltas probando diferentes técnicas... La verdad es que me costó bastante encontrar la adecuada porque no quise encajonarme en lo de siempre. La suerte que he tenido en parte es que, personalmente, no me sentía a gusto con ninguna técnica en concreto, a parte de lo de coger el lápiz y ponerme a dibujar, así que eso me obligó a probar muchos caminos...
Y la verdad es que ahondar en la pintura digital es una de las grandes cosas que me llevo de este trabajo.¡¡Cada vez me gusta más!!

Os dejo con un fragmento de la quinta escena, con un dibujo que ya habéis visto antes, que aquí ya está pintado, y con otro esbozo de la construcción de un personaje de otra historia..






 Esto engancha más que las pipas, ¡os lo digo yo!

Comentarios

Entradas populares